Redes de oración comunitarias enganchan en Kilgore


5/20/2021


Por Lindsay Peyton
 
Mirándolo por primera vez, las estructuras tanto en el frente como en la parte de atrás de la IMU de St. Luke en Kilgore pudieran confundirse con un gol de futbol. Mirándolo por segunda vez revelaría listones de colores brillantes atados a las redes. Un letrero dice “Redes de Oración Comunitaria” e invita a los visitantes que escriban una tarjeta de petición localizada en la caja adjunta. Listones están disponibles en la caja para que cada persona deje uno atado a la red como símbolo de su petición.  
 
Miembros de la IMU de St. Luke oran por cada tarjeta que se recibe, cada listón que se deja atado. Por cierto, en este mes pasado, dos grupos de oración se han formado, dedicados específicamente a esta causa.
 
El campus de la iglesia no es el único lugar donde se encuentran estas redes de oración. También están disponibles bajo pedidos. Muchas ya se han instalado a través del pueblo.
 
El pastor principal, Ben Bagley, dijo que la oración ha sido el enfoque en St. Luke durante el tiempo de COVID-19. “Ha habido tanto que no hemos podido hacer durante la pandemia,” dijo. “La oración era una de esas cosas que podíamos seguir haciendo. Puedes orar en tu casa a donde sea. Era una de las pocas cosas que podíamos hacer sin obstáculos.”
 
Desde el principio, Bagley le explico a la congregación que aunque ya no se pudieran reunir. “Todavía podemos orar. Todavía podemos orar en nuestra propia comunidad.”

 
Animó a las noches de oración comunitaria, cuando los miembros colocaban velas en sus ventanas para expresar su dedicación y compromiso. "Esto es en gran medida una continuación natural de algunas de las cosas que estábamos haciendo", dijo. "No estamos fuera de peligro. Todavía tenemos mucho que hacer. Y todavía tenemos la capacidad de orar.”
 
St. Luke tenía una red de oración más pequeña antes, pero la quitaron y la dejaron en espera. Bagley dice que el ministerio había sido básicamente olvidado.
 
Entonces un día en Febrero de este año, un miembro de la iglesia – Dean Miller – se comunicó con él y le pregunto, “¿Porque no lo hacemos de nuevo?”
 
Miller dijo que cerca de una década atrás, el director de educación de la iglesia había tenido la idea.  Por unos cuantos años seguidos, la congregación alzaba la red en el campus.
 
“Nos quedamos verdaderamente asombrados con el número de personas que venían y atabas listones en la red que no estaban afiliados a la iglesia,” dijo Miller.
 
Esta vez, la congregación propuso unos cuantos cambios al proyecto. “Querían hacerlo más grande,’ dijo Bagley. “La manera que siempre se había hecho ya no era suficiente.”
 
Adicionalmente, la idea era crear redes que pudieran ser distribuidas a miembros de la iglesia. La congregación hizo una lista de materiales que podían mandar a buscar.
 
“Entonces anunciamos, ‘Tenemos redes de oración, y nos encantaría si tomaran una y la pusieran en su patio,” dijo Bagley.
 
St. Luke pidió que pusieran las redes donde pudieran ser visibles y accesibles para aquellas personas que estaban necesitados de oraciones. La colecta de pedidos para distribuir los materiales comenzó en Pascua y todavía hay disponible.  
 

Oraciones a través de Texas
“Las hemos visto a través de toda la comunidad,” dijo Bagley. “Las personas han respondido en formas que no nos esperábamos. Ha resultado ser un evento comunitario realmente genial.”
 
Como los servicios de St. Luke han sido visto a través de las redes cibernéticas en otras ciudades en Texas, pedidos para las redes han llegado de lugares cerca y lejanos. “Simplemente despego,” dijo Bagley. “Y siguió creciendo.”  
 
La iglesia se ha beneficiado del proyecto en varias maneras, dice Bagley.  A los miembros se les presento la oportunidad de servir a su comunidad y conectarse el uno con el otro.  Recientemente se formaron dos grupos de oración para responder a todas las peticiones.  
 
Además, las redes de oración hacen que sea fácil para alguien que podría ser reacio a vagar en la propiedad de la iglesia, dijo Bagley.
 
Cualquier persona de los alrededores puede venir y atar un listón", dijo. "La idea es hacer que la gente se sienta cómoda involucrándose con la iglesia. Tenemos que hacer que la gente se sienta cómoda, o nunca vendrán.”
 
Más que nada, Bagley explico que las redes y los listones muestra que la oración es algo que está muy presente en la mente de las personas.
 
“Esto muestra que hay un gran deseo de tener fe,” dijo. “Hay personas en la comunidad que solo quieren que alguien ore por ellos.  Y la iglesia quiere participar.”
 
El pastor espera que se vuelva contagioso. Después de todo, explicó, es por eso que se llaman "Redes de Oración Comunitaria", en lugar de St. Luke estar en el título.
 
“Esto no tiene que ser nuestro; otras personas pueden involucrarse", dijo. "No está unido a nuestra iglesia. Es un propósito común - estamos aquí para orar el uno por el otro. Y nos lo tomamos en serio.”
 
Mi sueño personal es que esto llegue a las iglesias de todo el país y de todo el mundo", dijo. "Espero que tomen esta idea y la sigan. No es una idea metodista. Es una idea de la gente.”
 
Para pedir una red, mande un correo electrónico a stlukesumc@stlukeskilgore.com