Primer Retiro Bilingüe en la Iglesia Fusionada de Español e Inglés: Forjar Amistades Duraderas



Spanish

4/25/2019



Crossroads UMC organizó recientemente su primer retiro bilingüe para mujeres. La iglesia, que nació cuando Cokesbury y ChristWay se unieron en 2015, se enorgullece de ser multicultural y de servir a múltiples generaciones. Uno de los objetivos del ministerio es unir a los miembros a través de todas las líneas.
 
Karina Martínez, esposa del pastor principal de Crossroads, César Martínez, disfruta trabajar con las mujeres de la iglesia. “También tuve un llamado a Dios”, dijo. “Somos un equipo”.
 
Ella explicó que Crossroads no es una iglesia típica. Los servicios de español e inglés son parte de cada horario de los domingos. Cada cinco semanas, se combinan para un sermón completamente bilingüe. La escuela dominical también se ofrece en español e inglés.
 
“Esta iglesia es bilingüe y es única”, expresó Martínez. “Cada uno tiene su propio servicio, y luego tenemos uno juntos”.


 
Aún así, ella quería hacer más para unir a los miembros que hablan español e inglés. Decidió entonces planificar un retiro para mujeres y pasó los últimos seis meses preparándose para dicho evento.
 
Martínez llevó recientemente a un grupo de 32 mujeres a Galveston para orar, relajarse y divertirse, cruzando idiomas y barreras culturales.
 
El tema del primer retiro bilingüe para mujeres de Crossroads fue “Corazones Brillantes”. El fin de semana ayudó a forjar amistades duraderas para los participantes.
 
“Adoramos juntas y oramos juntas”, dijo Martínez. “Comimos juntas y compartimos habitaciones juntas".


 
La única vez que los grupos se separaron por idioma fue para estudios bíblicos.
 
Martínez también organizó el juego de la “amiga secreta”, donde cada mujer eligió a otra y conectaron entre sí.
 
“Todas las mujeres dijeron algo bueno sobre sus amigas y les dieron un abrazo”, dijo Martínez. “Creó más unidad. Se conocieron entre sí”.
 
Ahora que las mujeres están de vuelta en Houston, Martínez ya ha visto a amigas secretas que se buscan entre sí los domingos.
 


“Ellas no tenían esa conexión anteriormente”, dijo.
Laura Bradley dijo que precisamente por eso se inscribió en el retiro. “Quería conocer a personas que no conocía”, dijo.
 
Su amiga terminó siendo alguien de la comunidad hispana. “Era alguien a quien había visto antes, pero no la conocía”, dijo Bradley. “Ahora puedo hablar con ella en los pasillos”.
 


Bradley dice que aprendió mucho del sermón del retiro. “Todo fue sobre los corazones y el amor y cómo hacer que el estudio de la Biblia sea más significativo", dijo.
 
Deyanira Silva se unió a Crossroads hace seis meses para asistir a la misma iglesia que su prometido. Invitó a su futura suegra a ir con ella al retiro.
 
“Estaba muy bien organizado”, dijo Silva. “Hicieron un buen trabajo para que todos se conocieran unos a otros. También me encantó la adoración. Sentí que el Espíritu Santo estaba allí con nosotros”.
 
Silva asistió al estudio bíblico en español con su futura suegra. “No conocía a muchas de las mujeres del grupo en español”, dijo. “Hicimos un rompehielos y formé muchas amistades”.
 
Silva espera que el retiro se convierta en un evento anual de Crossroads. “Te vas levantada y perdonada”, dijo. “Realmente te ayuda a crecer en tu caminar con el Señor”.