Ministerio nuevo de MOPS ofrece oportunidades para padres durante el COVID


10/14/2021


Por Lindsay Peyton 

Siendo miembro de Madres de Pre-escolares (Mothers of Preschoolers (MOPS)) ofreció una oportunidad especial para Marisa Caster. El grupo le proveyó una comunidad instantánea de otras madres – y les dio a todas un espacio un espacio en la iglesia donde pudieran conectarse. Pero cuando su familia se mudó a Dayton, Caster no pudo encontrar un grupo de MOPS. En lugar de eso, decidió comenzar una en la Primera Iglesia Metodista Unida de Dayton.

Siendo madre puede dificultar asistir a la iglesia, explico Caster.  Recuerda haber estado tan ocupada en momentos, que los servicios de Pascua y Navidad eran uno de los pocos servicios a los que podían asistir. “Tenía las manos llenas,” explico.

Fue entonces que llego MOPS. “La primer vez que pude regresar a la iglesia fue para una reunión de MOPS,” recordó Caster. “Y es difícil explicar lo importante que eso es.”

MOPS es una organización internacional, fundada en el 1973, que equipa a madres de niños pequeños a realizar su potencial en una relación con Jesús en asociación con su iglesia. Caster explico que MOPS sigue un currículo y patrocina proyectos de servicio. Las reuniones coinciden con el año escolar.

“MOPS es especialmente importante para esas madres amas de casa que pueden pasar días sin hablar con alguien que sea más alto que sus rodillas o que pueda o no conversar con oraciones completes,” dijo Caster riéndose.

El grupo de su previa iglesia había sido tan acogedor e impactante. Lo extraño mucho cuando se mudó.

Caster había estado asistiendo a la Primera Iglesia Metodista Unida de Dayton por unos años y ensenaba clases se escuela dominical.  Como la iglesia no tenía un grupo de MOPS, iba hasta Kingwood o Crosby para participar de las reuniones ahí.

Entonces, le pregunto al Pastor Guy Williams si había alguno que le quedara más cerca de casa. “Él dijo como, ‘Que es MOPS?’, y de ahí comenzamos a hablar acerca del grupo,” recordó.

El pastor estaba abierto a comenzar un grupo en la iglesia, pero Caster dudaba poder lanzarlo ella misma. Su amiga Emily Karrer la hizo cambiar de mente. “Vamos a hacerlo. Yo te ayudo,” dijo  Karrer.

“Estábamos listas para comenzarlo – y entonces sucedió el COVID,” dijo Caster.

Pero en lugar de dares por vencidas, el grupo se hizo viral. Las madres fueron invitadas a ir a buscar paquetes con actividades en el portal de la iglesia.

A la primera reunión, solo llego una madre, pero Caster persevero. “Madres necesitan otras madres, “dijo.

Desde ese entonces, el grupo ha crecido. Los miembros comenzaron a reunirse en persona en enero, y acaban de comenzar su Segundo año escolar.

Todas las madres son invitadas a unirse, sin importar la edad de sus hijos. Hay “Madres Mentoras” con hijos mayores que ya han “pasado por eso y lo han hecho”, explico Caster. Ellas le ofrecen orientación a las madres más nuevas.

Membresía de la iglesia no es un requisito. "Atiende a las madres en nuestra iglesia – y a las madres que no conocen a Jesús", dijo Caster.

De hecho, uno de los puntos del ministerio es crear una entrada de baja barrera a la iglesia. Se proporciona cuidado de niños. "Y todo lo que tienes que hacer es venir a ser tal y como eres", dijo Caster. "No tienes que disfrazarte. Puedes venir con tus pantalones de yoga.”

Esta es una manera para que las madres vengan a la iglesia sin tener que mantener a los niños callados en los bancos, agregó Caster. "No hay presión", dijo. "MOPS es una gran manera de ayudar a las madres a sentirse más cómodas al entrar a la iglesia.”

Las madres alternan entre la elaboración conjunta y la presentación de oradores invitados. El Pastor Williams también se reúne con el grupo para los sermones especiales de Pascua y Navidad. También hay citas para jugar y disfrutar de las salidas nocturnas de las madres en el calendario de MOPS.

"Nuestra iglesia apoya mucho al grupo", dijo Caster. "Consideran mucho a las familias, y siempre están buscando maneras de satisfacer las necesidades de las familias jóvenes.”

Agregó que más y más familias jóvenes se están uniendo a la iglesia, a medida que el área crece y se desarrolla.

FUMC Dayton se esfuerza por ser acogedor, dijo el Pastor Williams. Pasar tiempo entendiendo las necesidades de la comunidad y los cambios en su composición son esenciales en la iglesia.


Continuando a crecer a pesar de la pandemia
Ademas de comenzar el grupo MOPS durante la pandemia, la iglesia comenzo un nuevo programa – Bolsas de Gracia. Estas bolsas con cierres de cordon se llenan con artículos no perecederos, una manta de lana, agua, artículos para la higien y un certificado de regalo de McDonald’s y son proveidas an personas deshubicadas y personas necesitadas. En un momento donde la necesidad ha aumentado, Williams dice que las Bolsas de Gracia equipan al liderazgo de la iglesia a ayudar.

En medio del COVID-19, la Primera Iglesia Metodista Unida de Dayton encontro maneras para continuar a conectar a sus miembros. Por ejemplo, la iglesia ofrece un ministerio llamado “Amigos Por Cierto”, que ayuda a los estudiantes durante el año escolar.  Una enfermera en el Distrito Escolar Independiente de Dayton identifica a los niños necesitados y la iglesia los rodea con ropa, útiles escolares, devocionales y equipos de higiene.

Ese programa continuo durante la pandemia – y todas las cuatro distribuciones se llevar a cabo sin problema alguno.  “Eso fue algo que pudimos seguir hacienda,” dijo Williams.

Mientras que la Primera Iglesia Metodista Unida de Dayton tuvo que posponer su comida de regreso a la escuela con la facultad y los empleados del Distrito Escolar Independiente de Dayton en el 2020, la iglesia regreso a la tradición este año. “Nos sentimos bien al poder estar de regreso,” dijo Williams. “Lo extrañamos mucho el año pasado.”

Miembros nuevos comenzaron a asistir a la Primera Iglesia Metodista Unida de Dayton durante COVID. "Hemos tenido algunas de las personas que más se han involucradas en la iglesia unirse durante la pandemia", dijo Williams. "Los vecinos invitaban a personas que sabían que estaban listas para encontrar una nueva iglesia. Era el momento adecuado.”

La iglesia sigue ofreciendo transmisiones en vivo. De hecho, lo que comenzó como una necesidad durante la pandemia se ha convertido en un ministerio de medios de comunicación, dijo Williams. "Descubrimos que estar en línea era una buena oportunidad para el ministerio", explicó.

La asistencia y los programas de la iglesia han aumentado constantemente en el último año. "Ha sido una acumulación gradual", dijo Williams.

La Primera Iglesia Metodista Unida de Dayton continúa encontrando maneras de mantenerse conectada con la comunidad. "La pandemia no impidió que eso sucediera", dijo Williams. "En algunos aspectos, nos dio nuevas oportunidades para hacerlo.”

Ver a nuevos miembros unirse, los programas anteriores continuar, y el nuevo ministerio florecer le dio esperanza al pastor. "Dios todavía se mueve a través de nosotros para ayudar a la gente", dijo. "Ha sido bueno ver que Dios está trabajando.”

FUMC Dayton tiene una larga historia de servicio, agregó Williams. "Ese espíritu no se ha ido a ninguna parte durante la pandemia", dijo.