La Iglesia del Jueves por la Noche Obra Para los Millennials: los Fines de Semana Están Demasiado Llenos



Spanish

4/25/2019


Las iglesias de todo el país están compitiendo con el fútbol, ​​el béisbol y, a veces, simplemente “durmiendo”. Así que una comunidad de adoración en College Station, Texas, decidió probar algo diferente para llegar a la generación del milenio. ¡Y está funcionando!
 
El Rev. Daniel Lumpee siempre ha marchado a su propio ritmo.
 
Su llamado al ministerio llegó a una edad temprana, a los 13 años, cuando la mayoría de los otros niños todavía ni siquiera tenían ganas de pensar en sus carreras.
 
“Dios dejó muy claro que esto es lo que yo estaba destinado a hacer”, dijo. “Y tenía gente a mi alrededor que creían en mí, en mi llamado. Ellos me alentaban constantemente. Entonces, me lancé a la vida de la iglesia. Fui con todo”.
 
Una noche, en su ciudad natal de Crowley, él estaba viendo la práctica de una banda de adoración y el bajista no se presentó. “El cantante principal preguntó: ¿Quieres aprender esto?”, Recordó Lumpee.
 
En poco tiempo, él mismo aprendió bajo y guitarra, tocó en la banda y encontró otras oportunidades de liderazgo. Mientras tanto, se inscribió en clases de oratoria y debate en la escuela secundaria para así prepararse para difundir su mensaje a grandes multitudes.


 
Entonces, Lumpee se mudó a College Station para obtener su Licenciatura en Comunicaciones con una Especialidad Académica Secundaria en estudios religiosos en la Universidad de Texas A&M.
 
También conoció a su esposa Alex y a su iglesia Christ United Methodist. Regresar al área después de ser ordenado en la Escuela de Divinidad Duke no fue nada fácil.
 
Pero cuando Lumpee regresó, se enfrentó a un nuevo desafío. Se convirtió en el pastor de jóvenes adultos y familias en Christ United, una nueva posición.
 
También se le dio una tarea difícil. “Hay muchos jóvenes y familias que viven a la sombra de nuestro campanario, y no los estamos alcanzando”, recuerda. “Fue una carga ponderosa”.
 
Lumpee hizo una lista de 40 adultos jóvenes en el área y los invitó a tomar un café o una comida.
 
“Sólo me dediqué a escuchar para saber lo que necesitaban”, comentó.


 
La opinión era casi siempre la misma. Los domingos por la mañana no era el mejor horario. O los profesionales jóvenes utilizaban el día para adelantar trabajo que tenían que hacer, o las familias jóvenes estaban cansadas de viajar todo el fin de semana para llevar a sus hijos a eventos deportivos y otras actividades extracurriculares.
 
“Como pastor, odiaba escuchar eso”, confesó Lumpee. “Pero pensé: o puedo gritar al viento, o podríamos poner nuestras velas y dejar que el viento nos lleve a un lugar diferente”.
 
El reverendo Lumpee decidió convertir un obstáculo en una oportunidad, y así nació Lakeway Church.
 
El grupo de adoración es un subconjunto de Christ United que se reúne los jueves por la noche.
 
“Lakeway es una historia de sobras”, dijo Lumpee. “El jueves fue una noche de sobras de la semana. Tomó un presupuesto sobrante. Incluso cuando necesitábamos un altar, encontré un escritorio viejo y polvoriento en el armario y pregunté si alguien lo necesitaba”
.
Lakeway comenzó en Febrero de 2018.
 
“Comenzamos, y en un par de meses, llegamos a formar una identidad”, dijo Lumpee. “Despegamos desde allí”.
 
También ofrece una comunión semanal en su iglesia. “Cada vez más millennials se sienten atraídos por la adoración moderna, pero aún quieren antiguas prácticas litúrgicas”, dijo Lumpee.
 
Como el grupo tiene solo un año de edad, el pastor dijo que todavía hay mucho espacio para crecer. Por ahora, Lakeway disfruta de los beneficios de ser parte de una iglesia más grande al tiempo que ofrece a los miembros la camaradería de una congregación más pequeña.
 
“Puedes caminar y saber el nombre de todos”, dijo Lumpee.
 
Agregó que hay muchas comidas comunitarias y un enfoque adicional en los programas para niños. Lakeway también hace un llamamiento a los jubilados, que están buscando algo diferente o que viajan un poco y encuentran que los jueves funcionan mejor para su horario.
 
Lumpee cree que muchas iglesias pueden encontrar valor en hacer algo similar para construir sus congregaciones.
 
“Cada iglesia tiene que evaluar su cultura”, dijo. “¿Cómo nos mantenemos fieles a nosotros mismos e invertimos en nuevas formas? No puedes tener miedo de fallar. Estoy agradecido de que Christ United me haya permitido correr un riesgo. Tienes que confiar en Dios y darle una oportunidad”.