La Conferencia General de 2019 aprueba el Plan Tradicional


3/4/2019


Por Kathy L. Gilbert, Heather Hahn y Joey Butler
 
Después de horas de tácticas dilatorias por parte de los opositores, los delegados de la Conferencia General Metodista Unida 2019 aprobaron el “Plan Tradicional” con una votación de 438 a 384.

Un último esfuerzo para recuperar el Plan de “Una Sola Iglesia” fue derrotado en la mañana y fue seguido por los esfuerzos para enmendar el “Plan Tradicional”, para abordar los problemas de constitucionalidad planteados por el Consejo Judicial, el tribunal superior de la iglesia.

El reverendo Tim McClendon, Carolina del Sur, solicitó votar sobre el “Plan Tradicional” en su forma enmendada, que afirma las prohibiciones actuales de la iglesia de ordenar al clero LGBTQ y de oficiar o celebrar un matrimonio entre personas del mismo sexo.

Posteriormente, el reverendo Timothy Bruster, del Centro de Texas, presentó una moción para solicitar una decisión declaratoria del Consejo Judicial acerca de la constitucionalidad del “Plan Tradicional”. La moción pasó con una votación de 405 a 395. El Consejo Judicial atenderá dicha solicitud en su próxima reunión que está programada del 23 al 25 de abril en Evanston, Illinois.
El reverendo Gary Graves, secretario de la Conferencia General, dijo que cualquier parte de la legislación que el Consejo Judicial declare inconstitucional no se incluirá en el Libro de Disciplina, el libro de políticas de la denominación.

Casi al finalizar el día, los delegados votaron a favor de adoptar el informe de la minoría para una de las peticiones sobre desafiliación, el cual fue aprobado más tarde.
La legislación se cerró con una moción general para rechazar cualquier petición restante.

Al final de un breve culto de clausura, el presidente del Consejo de Obispos, Kenneth H. Carter, les deseó a todos los presentes "la paz del Señor en medio de todo lo que han experimentado".

Cuando se anunció la votación del Plan Tradicional y apareció el resultado en la pantalla, la sala estalló con observadores cantando "Seguridad Bendita". Algunos de los delegados se reunieron en un círculo y se unieron al canto.

Sin embargo, algunos delegados de la primera planta y otros que estaban ubicados en las gradas comenzaron  a cantar como señal de protesta por la votación.
Un puñado de observadores descontentos con los resultados legislativos del día intentaron ingresar a la zona de la plenaria, pero los agentes de seguridad los bloquearon y finalmente los movieron a través de los torniquetes, alejándolos de las puertas. Los manifestantes continuaron vitoreando su demanda para ser admitidos.

El obispo Carter dijo que los obispos tendrán que hacer mucho trabajo de difusión después de esta Conferencia General, especialmente a los progresistas que se sienten heridos por todo lo ocurrido.

"Vamos a hacer un gran esfuerzo para que los progresistas sepan que son tomados en cuenta", declaró durante una conferencia de prensa después de que culminara la Conferencia General. Carter también es el líder de la Conferencia de Florida, que tiene congregaciones de todo el espectro teológico.

El obispo Scott Jones, de la Conferencia de Texas, dijo en una declaración que la votación resuelve un largo debate sobre cómo la iglesia “puede cumplir mejor nuestra misión de hacer discípulos de Jesucristo para la transformación del mundo”.  “Esta decisión es consistente con la postura histórica de nuestra denominación sobre la sexualidad humana, descrita en el Libro de Disciplina desde 1972”, dijo Jones.

“Continuaremos dando la bienvenida a las personas lesbianas, gays, bisexuales, transgénero y queer a nuestras iglesias y afirmaremos su valor sagrado. Ruego que nosotros, como denominación, ahora podamos avanzar, trabajando juntos en el espíritu del amor cristiano y uniéndonos como uno solo. "Somos más fuertes juntos para servir la misión de Dios como un cuerpo diverso de Cristo", dijo Jones.

Una estrategia de los opositores del “Plan Tradicional” adoptado, fue esencialmente "agotar el tiempo" con enmiendas. El reverendo Mark Holland, un delegado de Great Plains, agitó un montón de formularios de enmienda y expresó: “Vamos a enmendar hasta que lleguen los monstruos", refiriéndose a la necesidad de la conferencia de detener la plenaria a las 6:30 p.m. y evacuar las instalaciones para un rally de camiones. Holland lidera la Iglesia Metodista Unida Mainstream, que presionó duramente por el “Plan de Una Sola Iglesia”.
Las enmiendas de muchos opositores tomaron la postura de que, bíblicamente hablando, cualquier candidato al pastorado o episcopado que se haya divorciado o vuelto a casar es tan inelegible como uno que es un "homosexual practicante auto declarado".

Por la mañana, después de discursos apasionados, oraciones y lágrimas, el "último disparo" del “Plan de Una Sola Iglesia” fue derrotado por una votación de 449-374. El plan había sido derrotado el día anterior en la primera votación.

El reverendo Tom Berlin, de la Conferencia de Virginia, habló por un informe minoritario para el “Plan de Una Sola Iglesia” que se presentó el 25 de febrero. Un informe minoritario es una sustitución del informe del comité legislativo. "Tengo un amor por la iglesia que a veces ni siquiera entiendo", dijo al presentar el informe a la principal asamblea legislativa de la denominación. "A veces me emociono cuando lo menciono porque vislumbro lo que podemos ser con la ayuda de Dios".

Berlín les dijo a los delegados que aprobar el Plan de Una Sola Iglesia no obligaba a ningún pastor o iglesia a realizar matrimonios entre personas del mismo sexo, ni obligaba a nadie a cambiar lo que ellos creen acerca de la Biblia. Pero el plan permitiría que las conferencias ordenen a los pastores LGBTQ, así como permitir que las iglesias sean anfitrionas y los pastores oficien en matrimonios entre personas del mismo sexo.

"Si se aprobase el “Plan Tradicional”, será un virus que enfermará gravemente a la iglesia estadounidense", dijo. “Muchos pastores se van a ir, muchas conferencias anuales se irán... Habrá juicios, y estarán en las noticias. Las únicas noticias sobre la iglesia serán sobre personas a las que no atendemos". Y advirtió que el virus cruzaría los océanos y enfermaría a toda la iglesia.
Sin embargo, otros delegados se pusieron de pie para hablar acerca de seguir la "palabra verdadera" de Dios.

Nancy Denardo, de la Conferencia del oeste de Pensilvania, por su parte, citó las Escrituras en su argumento contra el Plan de Una Sola Iglesia.
"Amigos, por favor dejen de sembrar semillas de engaño", dijo. "Lo siento mucho si la verdad del Evangelio puede lastimar a alguien. "Te amo y te amo lo suficiente como para decirte la verdad", declaró.

El reverendo Jerry Kulah, delegado de Liberia y líder de la coalición de la Iniciativa de África, defendió el Plan Tradicional. “El Plan Tradicional no sólo es tradicional sino también bíblico; asegura que la palabra de Dios sigue siendo fundamental para la vida y el crecimiento de la Iglesia Metodista Unida. Le envío nuestro amor a nuestros amigos LGBTQ ”, dijo.

Lyndsey Stearns de la Conferencia Anual del Oeste de Ohio, una joven que se describió a sí misma como una futura pastora habló a favor del Plan “Una Sola Iglesia” y le aseguró a la plenaria que en las últimas 24 horas, 15.529 jóvenes habían firmado una declaración en apoyo de la unidad. La declaración manifiesta que los jóvenes no son todos de la misma opinión acerca de las personas LGBTQ.

“Y sin embargo, a través de trabajar juntos, compartir historias y adorar juntos, ¡hemos visto los dones y los frutos de cada uno para el ministerio! Hemos sido testigos de las increíbles formas en que Dios está obrando a través de cada uno de nosotros en nuestros propios contextos". “Leí Juan 17 y me impactó profundamente. No pude desentenderme de las palabras de Jesús" comentó.

Aislinn Deviney, de Río Texas, quien se describió a sí misma como una joven delegada evangélica, dijo que muchos jóvenes "creen ferozmente que el matrimonio es entre un hombre y una mujer". "Estamos aquí en la mesa debido a nuestra dedicación, no porque exigimos un lugar debido a nuestra edad", dijo. “Hablamos por nosotros mismos. Todos tenemos familiares y amigos que son LGBTQ que amamos y valoramos".

Rey Hernández, Filipinas, dijo que las culturas no son las mismas en todo el mundo, pero el Plan de Una Sola Iglesia es "hermoso en nuestra unidad". "Con la ayuda de los dones del Espíritu Santo, creo que estamos tratando de llegar a un acuerdo de difundir el Evangelio", dijo.

Antes de la votación, Berlín una vez más les dijo a los delegados que siguieran la Regla de Oro de Jesús. "Sea consistente y modifique el Libro de Disciplina para eliminar a todos los divorciados, a todos los que cohabitan antes del matrimonio y aplique esas normas a usted primero", dijo. “Hay clérigos y obispos que tendrían que entregar sus credenciales por violar esas Escrituras”, agregó. "Pero no creo que esa sea la iglesia que quieres".

El reverendo Joe Harris, presidente del comité legislativo, se dirigió a los delegados. “Después de todo el debate apasionado, todo lo que puedo decir es que Dios está con nosotros y Dios estará con nosotros y el Espíritu Santo nos guiará. Continúe haciendo lo que dijo que quería hacer ayer, rechace el Plan de una iglesia y continúe con el Plan tradicional".
 
Actualizado a las 2 p.m. martes
Después de discursos apasionados, oraciones y lágrimas, el "último disparo" del Plan de uan Sola Iglesia fue derrotado por una votación de 449-374 en la Conferencia General 2019 de la Iglesia Metodista Unida.

El reverendo Tom Berlin, Conferencia de Virginia, habló sobre un informe minoritario para el Plan de una Sola Iglesia que se presentó anoche. Un informe minoritario es una sustitución del informe del comité legislativo. Los delegados se opusieron al Plan de una Sola Iglesia recomendado por los obispos por un voto de 436 a 386 el 25 de febrero. Ese voto fue de 53 a casi el 47 por ciento.

"Tengo un amor por la iglesia que a veces ni siquiera entiendo", dijo al presentar el informe a la principal asamblea legislativa de la denominación. "A veces me emociono cuando lo menciono porque vislumbro lo que podemos ser con la ayuda de Dios".

Berlín les explicó a los delegados que aprobar el Plan una Sola Iglesia no obligaba a ningún pastor o iglesia a realizar matrimonios entre personas del mismo sexo, ni obligaba a nadie a cambiar lo que ellos creen acerca de la Biblia. Pero el plan permitiría que las conferencias ordenen a los pastores LGBTQ, así como permitir que las iglesias sean anfitrionas y los pastores oficien en matrimonios entre personas del mismo sexo.

"Si se vota el Plan Tradicional, será un virus que enfermará gravemente a la iglesia estadounidense", dijo. “Muchos pastores se van a ir, muchas conferencias anuales se irán... Habrá juicios, y estarán en las noticias. Las únicas noticias sobre la iglesia serán sobre personas a las que no atendemos". Y advirtió que el virus cruzaría los océanos y enfermaría a toda la iglesia.
Sin embargo, otros delegados se pusieron de pie para hablar acerca de seguir la "palabra verdadera" de Dios.

Nancy Denardo, del oeste de Pensilvania, citó las Escrituras en su argumento contra el Plan de una Sola Iglesia. "Amigos, por favor dejen de sembrar semillas de engaño", dijo. "Lo siento mucho si la verdad del Evangelio lastima a alguien; "Te amo y te amo lo suficiente como para decir la verdad".

Lyndsey Stearns, West Ohio, una joven que se describió a sí misma como una futura pastora, habló a favor del Plan One Church y le dijo a la plenaria que en las últimas 24 horas unos 15,529 jóvenes habían firmado una declaración en apoyo de la unidad. La declaración dice que los jóvenes no son todos de la misma opinión acerca de las personas LGBTQ.
“Y sin embargo, a través de trabajar juntos, compartir historias y adorar juntos, ¡hemos visto los dones y los frutos de cada uno para el ministerio! Hemos sido testigos de las increíbles formas en que Dios está obrando a través de cada uno de nosotros en nuestros propios contextos".

Stearns dijo: “Leí Juan 17 y me impactó. No pude desentenderme de las palabras de Jesús".

Aislinn Deviney, de Río Texas, quien se describió a sí misma como una joven delegada evangélica, dijo que muchos jóvenes "creen ferozmente que el matrimonio es entre un hombre y una mujer". "Estamos aquí en la mesa debido a nuestra dedicación, no porque exigimos un lugar debido a nuestra edad", dijo. “Hablamos por nosotros mismos. Todos tenemos familiares y amigos que son LGBTQ que amamos y valoramos".
 
La Reverenda Cara Niklas, Oklahoma, al hablar en contra del Plan de una Sola Iglesia, dijo que las personas que apoyan el Plan Tradicional han sido calificadas de mezquinas.

"Esa es una narración falsa", dijo. Ella habló sobre el amor que tiene por una sobrina que es lesbiana. "Cuando las personas homosexuales se convencen de que no las amo debido a su comportamiento, eso causa daños en nuestras relaciones".

Rey Hernández,  de Filipinas, dijo que las culturas no son las mismas en todo el mundo, pero el Plan de Una Sola Iglesia es "hermoso en nuestra unidad". "Con la ayuda de los dones del Espíritu Santo, creo que estamos tratando de llegar a un acuerdo de difundir el Evangelio", dijo.

Antes de la votación, Berlín una vez más les dijo a los delegados que siguieran la Regla de Oro de Jesús. "Sé consistente y modifica el Libro de disciplina para eliminar a todos los divorciados, a todos los que cohabitan antes del matrimonio y aplica esas normas a ti mismo primero", dijo. Hay clérigos y obispos que tendrían que entregar sus credenciales por violar esas Escrituras, agregó. "Pero no creo que esa sea la iglesia que quieres".

El reverendo Joe Harris, presidente del Comité Legislativo, se dirigió a los delegados. “Después de todo el debate apasionado, todo lo que puedo decir es que Dios está con nosotros y Dios estará con nosotros y el Espíritu Santo nos guiará. Continúe haciendo lo que dijo que quería hacer ayer, rechace el Plan de Una Sola Iglesia y continúe con el Plan tradicional".

Los delegados y los obispos dejaron sus asientos y se acercaron para orar.

El obispo Sharon Brown Christopher oró: “Ven, Espíritu Santo, ven. Ven, Espíritu Santo, ven. Ven, Espíritu Santo, ven.

Mientras regresaban a sus asientos, los reunidos en la plenaria cantaban "Esta pequeña luz mía".

Tras la derrota del informe de la minoría, el debate avanzó hacia los elementos del calendario que pertenecen al Plan Tradicional.

Al hablar en contra del plan, el Rev. Adam Hamilton, pastor de la Iglesia Metodista Unida de la Resurrección en Leawood, Kansas y delegado de Great Plains, dijo: “Durante cinco años, la Asociación del Pacto Wesleyano pidió una separación amistosa. Pensamos que querían irse y ahora nos están pidiendo al resto de nosotros que nos vayamos".

Shayla Jordan, una delegada laica de Great Plains, dijo que el plan no refleja las actitudes de los jóvenes hacia la homosexualidad. "La gente que habla aquí no representa a la iglesia que será durante los próximos años", dijo.

Sin embargo, Nathan Ble Leon Ake, Costa de Marfil, no estuvo de acuerdo. "Soy un adulto joven", dijo. "Tenemos muchos jóvenes en África y en todo el mundo que rechazamos el Plan “Una Sola Iglesia” y que apoyamos el Plan Tradicional".

Una estrategia de los opositores del “Plan Tradicional” adoptado, fue esencialmente "agotar el tiempo" con enmiendas. El reverendo Mark Holland, un delegado de Great Plains, agitó un montón de formularios de enmienda y expresó: “Vamos a enmendar hasta que lleguen los monstruos", refiriéndose a la necesidad de la conferencia de detener la plenaria a las 6:30 p.m. y evacuar las instalaciones para un rally de camiones. Holland lidera la Iglesia Metodista Unida Mainstream, que presionó duramente por el “Plan de Una Sola Iglesia”.

Las enmiendas de muchos opositores tomaron la postura de que, bíblicamente hablando, cualquier candidato al pastorado o episcopado que se haya divorciado o vuelto a casar es tan inelegible como uno que es un "homosexual practicante auto declarado".

En el medio de este acalorado debate, también hubo pequeños momentos de distención. Mientras abordaba algunos problemas técnicos, la Obispa Cynthia Fierro Harvey de Louisiana señaló que " "todos los días aquí parecen años de perros (vale como por siete)”.
 
* Gilbert es reportera para el Servicio Metodista Unido de Noticias. Los reporteros Hahn y Joey Butler contribuyeron con esta historia. Puede llamarlos al (615) 742-5470 o escribirles a newsdesk@umcom.org.

** Leonor Yanez es traductora independiente. Pude escribirle a IMU_Hispana-Latina @umcom.org. El Rev. Gustavo Vasquez es el Director de Noticias Metodistas Unidas para a audiencia hispano/latina. Puede contactarle al (615)742-5155 o por el gvasquez@umnews.org