La conferencia abarca "desiertos de cuidado infantil"


10/28/2021


Fotografia por Sam Hodges

Puntos Claves

  • La Conferencia Anual de Texas acaba de plantar su quinto centro de cuidado infantil, este en Linden, Texas, en colaboración con la Iglesia Metodista Unida de Linden.
  • El primero de estos centros abrió hace dos años, y se esperan abrir cuatro más antes de fin de año.
  • Los centros están localizados en áreas desatendidas, con la meta de avanzar el alfabetismo, la salud y el discipulado.

Está bien plantar Iglesias.  Pero a veces hace falta hacer una rotación de cultivos.
La Conferencia Anual de Texas, durante los últimos dos años, ha estado plantando centros de cuidado infantil en áreas desatendidas, en colaboración con iglesias Metodistas Unidas locales.

“Donde existen desiertos de cuidado infantil, la iglesia y otros socios comunitarios son esenciales al bienestar y la educación de nuestros jóvenes y su futuro,” dijo Scott Jones, Obispo de la Conferencia de Texas.
Jones y la Rev. Jill Daniels, directora de la iniciativa “Amamos a Todos los Hijos de Dios” de la conferencia, se unieron a cortar la cinta para la apertura de uno de los últimos de estos centros el 18 de octubre en Linden, Texas que queda en la parte superior del noreste del estado.

Cuando el Centro de Niños Metodista abrió ese día, se convirtió no solo en uno de los nuevos ministerios de la iglesia Metodista Unida de Linden, pero también el único centro licenciado de su clase en Linden, una ciudad sede del condado de 2,000 habitantes.
Cuidado infantil de calidad es “simplemente algo que no ha existido aquí en una capacidad seria por muchos años.” Dijo Garrett Williams, residente de Linden, padre y miembro de la junta.

Daniel es el miembro clave del personal de Conferencias de Texas para los centros de cuidado infantil. Aunque ahora vive en el área de Houston, creció hasta el tercer grado en Linden, y la apertura resultó emocional para ella.
Pero pudo aguantar sus lágrimas y no se le hizo difícil elaborar lo que la conferencia está haciendo con el centro en Linden y los otros.

“Nuestra misión es cambiar la trayectoria de las vidas de los niños desatendidos y sus familias a través de un ministerio holístico que incluye discipulado, alfabetización temprana y salud,” dijo Daniel.


Fotografia por Sam Hodges

La Conferencia de Texas basada en Houston esta entre las conferencias anuales más grandes de los EE. UU., con 635 congregaciones esparcidas a través de nueve distritos en la parte este de Texas.

Cuando Jones pasó a ser el Obispo de la conferencia en el 2016, comenzó a buscar un enfoque nuevo para las misiones. Se enfocó en los niños, en parte por una conversación con Stephen Klineberg, director fundador del Instituto Kinder para Investigación Urbana (Kinder Institute for Urban Research.) en la Universidad Rice.

“El dijo que si un niño no puede leer al nivel del grado ya para tercer grado, las probabilidades de que viva una vida en pobreza o termine en la cárcel se multiplican,” recordó Jones.

La Conferencia de Texas en el tiempo de Jones ha desarrollado la iniciativa Amamos a Todos los Hijos de Dios”, con el enfoque en la alfabetización, la salud y la formación Cristiana.

Jones recurrió a Daniel en busca de liderazgo: Ella había sido maestra y plantadora del centro Head Start antes de convertirse en una presbitera Metodista Unida ordenada.

“Parte de mi trabajo es asignar predicadores a su lugar de servicio", dijo Jones a la multitud en la apertura del centro en Linden. "Y darme cuenta de que tenía un experto en cuidado infantil que podría venir al personal y ayudar a iglesias como Linden (Metodista Unida) a hacer esto bien, con la experiencia adecuada, es una de las cosas más inteligentes que he hecho en los últimos cinco años.”
La iniciativa “Amamos a Todos los Hijos de Dios” es más que centros de cuidado infantil. Pero estos están en medio de todo.
La conferencia planto el primer centro en Kerbyville, Texas hace dos años. El de Linden es el quinto, y se esperan abrir cuatro más hacia el fin de año.

Daniel noto que la falta de cuidado infantil de buena calidad en muchas partes urbanas y rurales de Texas ya era una crisis antes de la pandemia, y ahora está peor.

“Un porcentaje sustancial de centros de cuidado infantil cerraron o nunca volvieron a abrir,” dijo.

Bajo el modelo “Amamos a Todos los Hijos de Dios”, la conferencia identifica un área con una necesidad particular, luego trata de enlistar a una iglesia Metodista Unida local para que se una en plantar el centro de cuidado infantil.

Es una decisión grande.  El centro pasa a ser un ministerio de la iglesia, no un centro sin fines de lucro independiente. La conferencia puede cubrir los gastos para comenzar y pagar los salarios de los empleados por los primeros meses gracias al apoyo del Fondo de Dotación Permanente de la Iglesia Metodista Moody Memorial (Permanent Endowment Fund of Moody Memorial Methodist Church) en Galveston, Texas. Pero la iglesia que se une prácticamente tiene que tomar las riendas de ahí en adelante.

La sostenibilidad financiera a largo plazo es una buena apuesta, dados los ingresos de matrículas y subsidios a matrículas, proporcionados para muchas familias de bajos ingresos por la Comisión Laboral de Texas. Pero no hay garantía.
"Algunas de las iglesias a las que nos acercamos dicen: 'No, gracias'", dijo Jones.

La iglesia Metodista Unida de Linden estaba dispuesta, pero los miembros de la iglesia no sentían que su edificio pudiera manejar un centro de cuidado infantil.

"Estábamos usando cada habitación", dijo el Reverendo Kelly Krone, pastor.

Ese obstáculo fue removido cuando el distrito escolar local hizo un edificio disponible. La iglesia decidió seguir adelante, organizando una junta para el nuevo centro, y profundizando en otros preparativos, incluyendo pidiendo a una clase de escuela dominical para hombres que pintara el interior del edificio.

"Tenemos la equidad del sudor en esto," dijo Krone.


Fotografia por Sam Hodges

Linden es un pueblo histórico, no tan solo como el lugar de crianza para la leyenda de blues T-Bone Walker o el artista de la banda The Eagles, Don Henley. Pero apenas ha podido sostener su nivel de población en años recientes.

El alcalde Lynn Reynolds y otros lideres de Linden dicen que el Centro de Niños Metodista podrá ayudar a retener y atraer a los residentes, mientras que también asiste en la crianza de los niños.

“Este es un programa inmenso de la iglesia Metodista, y contiene un beneficio inmenso,” dijo John Viard, gerente superior de la aerolínea Southwest y residente de Linden quien hace poco paso a ser parte de a junta del centro.

El centro provee cuidado de bebes hasta niños del quinto grado, con niños mayores viniendo después que terminan en el colegio.
La ceremonia de apertura atrajo al alcalde, otros dignatarios y equipos de noticias de televisión regionales. El día de inauguración vio a 30 niños matriculados, supervisado por cuatro personas del equipo tanto como a voluntarios. La capacidad licenciada es de 51, y se espera que las plazas abiertas se llenaran pronto.

El centro esta repleto de materiales de educación pre-escolar (provistos por la Fundación de Alfabetización de Houston de Barbara Bush (Barbara Bush Houston Literacy Foundation)), los cuales los miembros del equipo pueden utilizar para ayudar a los niños a que comiencen a aprender a hacer matemáticas y leer. El hospital Metodista de Houston tendrá un trabajador de salud comunitaria basado en ese lugar, dijo Daniel.

Mientras las metas claves son ayudar a los niños florecer en su salud y educación, existe un enfoque spiritual también.
"Queremos ser cristianos sin remordimientos", dijo Jones. "El discipulado es uno de los factores. Y, francamente, espero que (el centro) sea un conducto para que los niños se involucren en la iglesia.”
 
Hace años, Daniel era una niña pequeña que asistía a la iglesia Metodista Unida de Linden.
 
Recuerda estar en la escuela dominical, emocionada escuchando la historia de Jesús dando la bienvenida a los niños para que vengan a él y sintiéndose llamada a servir a los niños también un día.
 
Que ella crecería para ser una educadora, luego una pastora, luego una pastora designada para plantar centros de cuidado infantil en áreas desatendidas, incluida su antigua ciudad natal - bueno, eso sorprende a Daniel como un viaje providencial.
 
"Es un círculo completo, y poder compartir un pedazo de eso con la gente de Linden realmente ha sido uno de los mayores honores de mi vida.”