El obispo Jones alienta a las iglesias a ser una presencia que transmita la calma mientras se preparan para COVID19



Spanish

3/13/2020

A medida que el coronavirus, o COVID-19, continúa propagándose por todo el mundo, los temores sobre el brote también han aumentado. Desde el primer diagnóstico en China el pasado mes de diciembre de 2019, el virus se ha extendido a 37 naciones hasta la fecha, incluidos los lugares donde residen los metodistas unidos. El obispo Scott J. Jones está pidiendo a las congregaciones de la Conferencia Anual de Texas que sean conscientes y tomen precauciones, y que también oren por las personas afectadas por COVID-19.
 
“Insto a nuestros líderes a tener una presencia que transmita calma, pero también a estar preparados si un brote generalizado afecta a nuestras comunidades e iglesias locales”, dijo el obispo Jones.
Él anima a los líderes de la iglesia a prepararse completando el CDC Faith Based and Community Organization Pandemic Influenza Preparedness Checklist.  (Lista de preparación para la Influenza Pandémica)
 
Además, Jones recomienda que las congregaciones consideren de qué forma pueden proporcionar atención emocional y espiritual a los enfermos. También sugiere que las iglesias desarrollen un plan en caso de que se interrumpan los Servicios de Adoración. Por ejemplo, dijo que la adoración y el dar en línea siempre pueden continuar. Las iglesias también pueden publicar recursos en sus sitios web para los miembros.
 
“Este es el momento en que nosotros, como Metodistas Unidos, recordamos cuán importantes son nuestras responsabilidades como cuidadores espirituales y como participantes de información precisa”, dijo el Obispo. “Mientras oramos y pastoreamos nuestras iglesias durante este tiempo, recuerden también nuestra respuesta fiel y compasiva a nuestras hermanas y hermanos en todo el mundo”.
 
Mientras tanto, las iglesias pueden considerar formas de enmendar la adoración para que sea más segura durante este tiempo. Por ejemplo, las congregaciones pueden mantener desinfectante de manos en el lugar y pensar en alternativas a estrechar las manos o abrazarse en los bancos.
 Mantenerse saludable está, después de todo, en el ADN de la UMC. John Wesley escribió sobre la salud física y espiritual. El Hospital Metodista de Houston, líder en atención médica, también se está preparando para el coronavirus.
 Marc Boom, CEO del Hospital Meyodista de Houston, dijo que una de las medidas más efectivas para combatir una pandemia potencial debido al virus COVID-19 es la información precisa y oportuna. 

“Como trabajadores de la salud tenemos la responsabilidad de educarnos sobre COVID-19 para que podamos servir mejor a nuestros pacientes en caso de que surja enfermedad de COVID-19 en nuestra comunidad”, dijo.
 
El Hospital Metodista de Houston ha creado un link para Preguntas frecuentes sobre el coronavirus, y Phillips también sugiere seguir el Centers for Disease Control guidelines (Pautas de los Centros para el Control de Enfermedades).
 
Phillips dijo que, hasta hoy, 11 estados han confirmado casos de COVID-19. 


“Recuerde practicar una excelente higiene de manos”, agregó. “También aliente a sus amigos y familiares a seguir las recomendaciones de prevención  de los Centros para el Control de Enfermedades, tales como lavarse las manos, cubrirse la tos o estornudar y evitar tocarse la cara.”
 
Hay una serie de precauciones a tomar, que incluyen:

  • Lávese las manos con frecuencia, con agua y jabón o use un desinfectante para manos a base de alcohol.
  • Mantenga una distancia social, especialmente si alguien estornuda y tose.
  • Evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca.
  • Cúbrase la boca y la nariz con un pañuelo desechable, o incluso el codo, cuando tosa o estornude.
  • Obtenga atención inmediata si tiene fiebre, tos o dificultad para respirar. Intente llamar con anticipación para programar una cita para limitar la exposición a los demás.
  • Mantente informado. Existen varios recursos confiables, incluyendo  Organización Mundial de SaludInstitutos Nacionales de SaludCentros para el Control de Enfermedades, y Global Health Tracker.
Mantenerse tranquilo es lo primero en la lista, agregó Bishop Jones. Dijo que ahora es el momento de evaluar y prepararse en caso de que ocurra un brote en la Conferencia Anual de Texas.
 Agregó que sentirse estresado es normal en tiempos de crisis. Hablar con familiares, amigos y miembros de la iglesia puede ayudar. Él pide que las personas mantengan un estilo de vida saludable, a través de la nutrición, el ejercicio y la cantidad adecuada de sueño.
 A nivel internacional, la Iglesia Metodista Unida ha ayudado con la crisis en China desde principios de febrero, cuando el Comité Metodista Unido de Socorro (UMCOR) emitió una subvención de emergencia a la Fundación Amity en Nanjing, China.
 La subvención permitió de inmediato medidas para la infección, prevención y control (IPC) para limitar la propagación de enfermedades respiratorias en las áreas afectadas. La financiación para toda la asistencia continua se proporciona a través del fondo de Salud Global de UMCOR.
 
Para obtener más información, incluidas las formas de donar, visite Advance.umcor.org.