El Obispo Jones aborda los desafíos del TAC


3/24/2022


Por Lindsay Peyton

Los acontecimientos recientes han señalado un futuro incierto para la Iglesia Metodista Unida. El Obispo Scott Jones explicó que muchas preguntas han sido planteadas en la mente de los miembros de la Conferencia Anual de Texas. Mientras navega por las desafiantes aguas que se avecinan, buscará liderar con claridad, equidad y transparencia.

Jones pronostica que la denominación tendrá un cisma en los próximos meses, muy a su pesar. "Se viene una escisión", dijo. "Y me está rompiendo el corazón".

El Obispo ha trabajado para evitar esta división durante casi 18 años. "Esto no me parece bien", dijo. "Pero ha pasado mucho tiempo. Parece estar llegando a un crescendo, un punto de inflexión, pronto".

Jones explicó que las fuerzas están trabajando para que la división sea inevitable. "La principal pregunta que todos los líderes - tanto laicos como clérigos, tanto de la iglesia local como de la Conferencia - tienen que enfrentar es cómo lideramos nuestra iglesia en los próximos meses para que emerjamos del otro lado con la mayor vitalidad y claridad posible", dijo.

"Soy un cristiano comprometido, conectado", dijo. "Creo que esa es la mejor manera de servir a Jesús. Mantener la mayor unidad posible es primordial".

Jones explicó que el actual debate que sacude a la IMU tiene sus raíces en la Conferencia General del 1972. Por esa época, el movimiento que abogaba por los derechos de los homosexuales en Estados Unidos estaba ganado fuerzas, y los líderes progresistas intentaron apoyar esos avances.

La Conferencia General, sin embargo, rechazó su propuesta y estableció principios sociales que enseñan que la práctica de la homosexualidad es incompatible con las enseñanzas cristianas. En el Libro de la Disciplina, los ministros no están autorizados a celebrar matrimonios entre personas del mismo género y no pueden celebrar ceremonias en sus iglesias. Además, los homosexuales practicantes declarados no pueden ser ordenados o designados como clero.

Jones dijo que, al mismo tiempo, la Conferencia General declaró que los homosexuales tienen un valor sagrado y que todas las personas tienen derecho a que se garanticen sus derechos humanos y civiles.

El tema fue debatido en la iglesia durante los siguientes 50 años. Aun así, la doctrina y la disciplina de la IMU se mantuvieron consistentes.
Luego, en 2015, la Corte Suprema de los Estados Unidos legalizó el matrimonio entre personas del mismo género en los 50 estados. Nuevamente, esto resultó en presión para que la IMU adaptara sus reglas, pero la Conferencia General dijo que no, explicó Jones.

Ha habido líderes progresistas que violaron el Libro de la Disciplina para buscar justicia para las personas LGBTQ. Algunas Conferencias incluso hicieron avances en esta dirección. Otros abogaron por el cambio, al tiempo que se abstuvieron de cometer violaciones.

La posición de la Conferencia de Texas es seguir el Libro de la Disciplina, y ningún clero ha roto las reglas del Libro de la Disciplina. "Pero nuestros vecinos están optando por violarlo", dijo Jones. "Nuestras asignaciones generales de la iglesia han apoyado a personas que son desobedientes al Libro de la Disciplina, que lo han hecho sin ninguna responsabilidad".

Muchos esperaban que la Conferencia General de este año resolviera el debate en curso. El evento, sin embargo, se pospuso hasta el próximo año. De hecho, esta reunión está en suspenso desde el 2020 debido a la pandemia.

Jones explicó que el término "pospuesto", sin embargo, es problemático, ya que los delegados podrían cambiar en el otoño. Eso significaría que nuevos representantes podrían estar decidiendo el futuro.

Un anuncio reciente discutió la formación de una nueva denominación, la Iglesia Metodista Global (GMC/IMG). Iglesias locales y conferencias anuales han sido invitadas a unirse a partir del 1 de mayo.

Jones esbozó opciones, mientras las iglesias se preparan para tomar decisiones con respecto a la división.

El Equipo de Trabajo de Discernimiento Futuro de la Conferencia de Texas está trabajando para reunir información y aclarar opciones. Los miembros compartirán información en el sitio web de la Conferencia Anual de Texas y celebrarán reuniones de distrito educativo antes de que se realicen las votaciones. El Consejo de Finanzas y Administración de la Conferencia también examinará las consecuencias financieras de las propuestas.

Avanzando, las congregaciones experimentarán un proceso de discernimiento. Las iglesias pueden entonces celebrar una conferencia bajo la dirección del Superintendente de Distrito.

Si la iglesia vota a favor de abandonar la IMU, el pago de los fondos asignados del año anterior y del año en curso se adeuda en su totalidad, así como la parte de la congregación de la responsabilidad por pensiones no financiadas de la Conferencia. También se requerirán ciertos documentos legales.

Durante la Conferencia General de 2019, se establecieron normas para la desafiliación de las iglesias que optaran por abandonar la IMU en medio de esta discusión. "Nuestros principios de desafiliación son cortes y tienen como objetivo bendecir a todos a medida de como ellos disciernen la mejor manera de servir a Cristo en el futuro", dijo Jones.

Tres iglesias locales ya han seguido ese camino para salir de la Conferencia Anual de Texas. Uno se unió a la Iglesia Metodista Libre y el segundo, la Iglesia Unida de Cristo. El tercero optó por independizarse.

Actualmente existen dos opciones denominacionales: permaneciendo en la IMU, ya que avanza en una dirección más progresiva, o uniéndose a la nueva GMC(IMG). La GMC(IMG) ha publicado un Libro de Doctrinas y Disciplinas de transición y tiene previsto celebrar su Conferencia General convocante en el 2023.

Conferencias anuales enteras están permitidas a salir de la IMU, explicó Jones. El Consejo de Obispos ha pedido al Consejo Judicial que se pronuncie sobre los procedimientos necesarios a seguir en ese caso.

El Consejo Judicial también resolverá si puede celebrar una sesión ordinaria de la Conferencia Jurisdiccional, el cuerpo que elige y asigna obispos, antes de que se reúna la Conferencia General. Se está programando una fecha a principios de noviembre para ese evento.

"Si se da la aprobación y si la Conferencia se reúne, tendré que retirarme y un nuevo obispo será asignado a la Conferencia Anual de Texas", dijo Jones. "He aconsejado a los delegados que deben evaluar qué candidatos a obispo merecen ser elegidos y qué obispo debe ser asignado para servir a nuestra Conferencia".

Explicó que también existe la posibilidad de que la Conferencia Judicial declare que la reunión no pueda darse ni aclarar normas en el ínterin.
Jones dijo que aunque el proceso puede ser confuso, espera brindar la mayor claridad posible. Independientemente de lo que las iglesias decidan, él las bendice en sus jornadas.

Él está comprometido a mantener la Conferencia de Texas unida tanto como sea posible. "Si no podemos mantenernos al cien por cien juntos, tratemos de mantener la mayor unión posible", dijo.

Jones señaló el sermón de John Wesley sobre el "Espíritu Católico", que pide amor y buena voluntad entre todos los cristianos, a través de las líneas denominacionales. El Obispo pregunta: "Si no podemos seguir unidos en una iglesia orgánica, ¿podemos encarnar la unidad cristiana como denominaciones separadas que se respetan y se aman?"

Es inevitable que el movimiento Wesleyano tenga diferentes expresiones en el futuro, agregó Jones. Se anima en la versión Wesleyana del cristianismo y ora para que el movimiento surja lo más fuerte posible de esta división.

Jones recomienda comenzar el proceso de discernimiento viendo el seminario web en el sitio web de la Conferencia. También hay un FAQ en línea, que tendrá enlaces a más información.

"Queremos proporcionar recursos para que las personas que tienen que tomar una decisión estén lo más informadas posible", dijo Jones.

Él aconseja que las iglesias no se vuelvan independientes. "Los cristianos Wesleyanos creen en permanecer conectados con los demás. Es por eso que somos una Conferencia. Por eso somos parte de una denominación global", dijo.

Jones agregó: "Nos necesitamos el uno al otro. Es por razones bíblicas, como Cristo nos mandó. Y es por razones prácticas también. Estamos mejor juntos".

El Obispo está convencido de que las iglesias en la Conferencia pueden avanzar con gracia y respeto mutuo. Citó a John Wesley:
Aunque no podemos pensar igual, ¿no podemos amar igual? ¿No podemos ser de un solo corazón, aunque no somos de una sola opinión? Sin duda, podemos. Aquí todos los hijos de Dios pueden unirse, a pesar de estas pequeñas diferencias."

Para escuchar el seminario web reciente sobre este tema, organizado por el obispo Jones, vaya a: www.txcumc.org/webinars