Dios multiplica donaciones para un nuevo edificio y una nueva clínica


5/20/2021


Por Lindsay Peyton
 
Cuando el Rev. David Briggs fue nombrado a server en la IMU Abundant Life en el verano del 2014, la iglesia era todo lo que había en un terreno de 10 acres. Los feligreses tuvieron la visión de que un día, la propiedad sería el hogar de un santuario más grande. Briggs, sin embargo, creía que el espacio de más estaba pidiendo un propósito diferente: servir a la comunidad. Hoy, ese sueño se ha realizado-con la ayuda del Fondo de Dotación Permanente, la Fundación Metodista de Texas y el TAC. El campo de Abundant Life ahora alberga una clínica bulliciosa, y la congregación está dando los toques finales a una escuela preescolar, que se abrirá en el otoño.
 
Pastores anteriores al frente de la IMU Abundant Life, Lufkin planearon un nuevo santuario en los 10 acres donados a la iglesia a principios de la década de 1990. "Habían intentado varias veces hacer algo, pero nunca lo lograron", dijo Briggs.
 
Cuando esos pastores fueron nombrados para ministrar a otras congregaciones, dejando la propiedad intacta, la congregación comenzó a dudar de que alguna vez se harían mejoras. El santuario que imaginaban comenzó a sentirse como un sueño, uno moviéndose cada vez más lejos de su alcance.
 
El edificio actual tiene aproximadamente 4,000 pies cuadrados, dijo Briggs, y funciona como un santuario de usos múltiples. "Usamos cada centímetro de nuestras instalaciones para el ministerio", agregó.
 
No hay salas de almacenamiento o acaparamiento, explicó Briggs. Todo el espacio es necesario para la iglesia, y especialmente su programa de ministerio después de la escuela.
 
"No hay nada que nos detenga", dijo Briggs. "Todavía estamos avanzando.”
 
Pero cualquier expansión adicional para llegar a más personas requeriría construcción, explicó.
 
Luego, en 2017, surgió una oportunidad que parecía ser lo ideal. "Esto se presentó inesperadamente", dijo Briggs. "Una clínica de salud en la comunidad estaba buscando un lugar para construir un campus satélite.”
 
Los Servicios de Salud de la Comunidad de East Texas quería arrendar la propiedad – y Abundant Life tenía terreno de sobra. "Podríamos usar nuestros recursos como un medio para mostrar compasión a la comunidad, y nuestro recurso era el terreno", dijo Briggs.
 
Le propuso la idea a los fideicomisarios de la iglesia. Aunque no era exactamente lo que se habían imaginado, el pastor pensó que era un lugar ideal para comenzar.  "La clínica estimuló mucha energía", dijo Briggs. "La clínica era una forma de decir: 'Oye, podemos hacer algo. Y eso restauró la esperanza. Fue de inspiración para la congregación. También fue un momento de enseñanza. Quería que vieran lo que es posible.”
 
El pastor explicó que hospedar la clínica en el campus representa una manera diferente de ver el ministerio. En lugar de preguntar: "¿Qué podemos sacar de esto?" la pregunta se convierte en, "¿Cómo podemos ser una bendición para la comunidad?”
 
"Hay mucho potencial cuando se mira el ministerio desde ese ángulo", dijo.
 

Y ver a la iglesia bajo esa luz también sería lo que Briggs presentaría cuando se dirigió a la Fundación Metodista de Texas (TMF) para buscar un préstamo en el 2019. En ese momento, Briggs ya había firmado un contrato de arrendamiento con la clínica. A continuación, quería construir un preescolar en el campus.
 
"Queremos un edificio. Sentimos que estamos listos. Tenemos cero deudas", dijo Briggs a Robert Hoppe, vicepresidente de préstamos e inmuebles.
 
Hoppe explicó que Abundant Life tendría que seguir un proceso, comenzando con una campaña de capital.
 
Al principio, emprender la nueva tarea parecía algo abrumador. Luego, el Reverendo Melvin Amerson, Especialista en Recursos y Representante del Área de TMF y miembro del TAC, se unió para liderar el camino.
 
La iglesia recaudó $50,000. "Pero, incluso después de hacer eso, todavía no teníamos suficiente dinero", dijo Briggs.
 
Buscó orientación del Reverendo Morris Matthis, quien en ese momento se desempeñaba como Director de Nuevas Comunidades de Fe del TAC. Los dos se sentaron, y Briggs señaló que en el Distrito Este, solo hay seis iglesias afroamericanas, incluidas cuatro que adoran con solo 10 o 15 personas en un domingo.
 
Abundant Life, sin embargo, por lo general tenía más de 100 personas en los bancos. La iglesia podría convertirse en un centro en Lufkin y en el distrito.
 
“Abundant Life está rebosante de potencial para convertirse en algo grande, pero no podemos hacerlo sin apoyo", dijo Briggs a Matthis. "Podríamos crecer un 40 por ciento y devolverle vida y diversidad al Distrito Este. Estamos rebosante con el potencial - pero eso menguará, porque no tenemos los fondos para crecer como podríamos.”
 
Matthis estaba intrigado. Le dijo a Briggs que pensaría en varias ideas y volvería al TAC para obtener orientación.
 
Mientras tanto, Briggs se contactó con el Superintendente del Distrito Dr. Richard White, quien organizó una reunión con el Reverendo Bert Bagley, director ejecutivo del Fondo de Dotación Permanente (PEF) en la Iglesia Metodista Moody en Galveston.
Bagley condujo hasta Lufkin. "Nunca había visto la iglesia antes", explicó. "Tenían el terreno, pero no había nada más que un sueño.”
 
Aún así, estaba impresionado con lo mucho que Abundant Life estaba haciendo con un espacio limitado. "Estaban absolutamente necesitados, y simplemente dio exactamente con nuestro ciclo de subvenciones.”
 
Briggs explicó el potencial de un edificio de usos múltiples que podría albergar un preescolar, así como el ya próspero programa de tutoría después de la escuela en la iglesia.
 
La idea cumplía completamente con la misión del PEF, explicó Bagley. "Estaba perfectamente alineado con nosotros", dijo. "Nos gusta ayudar a niños, adultos mayores, familias en riesgo. Este fue un ajuste perfecto.”
 
Bagley explicó que quería adoptar un enfoque diferente con este proyecto: colaborar con el TAC y el TMF para hacerlo realidad. "Todo se juntó muy bien y bastante rápido", dijo.
 
Briggs explicó que Jackie Lammert, directora de subvenciones, condujo a Lufkin para aprender sobre la clínica de salud. "Estamos trabajando para convertir nuestro campus en un centro de empoderamiento para la comunidad, todo para la gloria de Dios", le dijo Briggs. "Solo necesitamos algo de apoyo.”
 
Lammert lo animó a solicitar una beca. Ella, Bagley y Morris también formaron una coalición para ayudar al pastor a realizar su visión. "Todos nos reunimos y dijimos, Hagamos esto", recordó Briggs.
 
El PEF ofreció $50,000 y el TAC otros $50,000 a Abundant Life. Combinado con los $50,000 recaudados de la campaña de capital de la iglesia, Briggs tenía $150,000 para presentar al TMF un préstamo, que fue concedido.
 
"Esta fue la primera vez que hubo este tipo de colaboración", dijo Bagley. "Este fue un esfuerzo conjunto.”
 
Añadió que no se trataba de una decisión de arriba hacia abajo. "Fue de abajo hacia arriba", dijo. "Es un esfuerzo de la iglesia. Y la iglesia local es lo más importante que hacemos.”
 

Briggs dijo que con el aspecto financiero cubierto, la construcción del nuevo edificio se puso en marcha. También recibió una subvención de TMF para comenzar un preescolar.
 
Tanto la clínica como el edificio polivalente pudieron finalizar su construcción en diciembre. Durante el verano, Abundant Life contrató a un director para el preescolar, que ahora está juntando las piezas para una gran inauguración el viernes 14 de mayo.
 
"Ha sido una experiencia increíble", dijo Briggs. "Nos llevó tanto tiempo, el proceso, recaudar dinero. Y ahora está completo.”
La mejor parte, agregó, es que su congregación ha sido energizada por todo esto. "Lo esperaban y oraron por ello", dijo. "Ahora la fe del pueblo se ha disparado.”
 
A menudo, en una comunidad de bajos ingresos, las personas han perdido la fe en las instituciones, incluyendo la iglesia, explicó Briggs.
 
"Están acostumbrados a que la gente diga lo que podría pasar y luego se vayan", dijo. "Ver esto desarrollarse les ha levantado el ánimo.”
 
A veces, Briggs se dirige a la iglesia desde el estacionamiento y es recibido por un miembro que se dirige a la clínica. Pronto, espera ver a los niños dejados en el preescolar y luego llevarlos a la capilla antes de que se dirijan a clase. También imagina usar el área multipropósito del edificio para organizar clases de empoderamiento para la comunidad, como un curso de educación financiera.
 
"Las ruedas siempre están girando", dijo Briggs.
 
Hacer de la iglesia de nuevo el epicentro de la comunidad se alinea con la visión del Obispo Scott Jones y su Iniciativa de Salud Comunitaria y Amamos a Todos los Hijos de Dios. "Cuando el Obispo compartió su misión, llamó la atención sobre el trabajo que hemos estado haciendo", dijo Briggs. "Vamos a volver a ser la iglesia en nuestra comunidad. E inspira a otros a hacer ese trabajo.”
 
La clínica de salud trajo atención y trafico a la iglesia. "Inspiró a toda la congregación, levantó su moral y espíritu y les dio un apetito por una obra aún mayor", dijo Briggs. "Ahora el nuevo santuario no está tan fuera de alcance.”
 
El crecimiento también ha renovado el compromiso de los miembros con la iglesia. De hecho, la cantidad de donaciones, incluso durante la pandemia, superó al año anterior.
 
"Tienes que empezar a mirar hacia afuera en lugar de hacia adentro", dijo Briggs. "Como iglesia, tienes que salir del modo de supervivencia y lanzarte por completo. Cuando haces eso, ves un cambio inmediato - porque la comunidad se da cuenta de que estás ahí.”
 
Dijo que el progreso se remonta a comenzar su programa gratuito después de la escuela.
 
"Esa fue una plataforma de lanzamiento para nuestro ministerio. Tienes que empezar en alguna parte dando lo que tienes y Dios hará que se multiplique", dijo.