Crecimiento mediante grupos pequeños: una tradición wesleyana


3/14/2019


Por: Sherri Gragg
 
Los ministerios hispanos equipan a los pastores y los líderes laicos construyen iglesias fuertes mediante el establecimiento de "pequeños grupos" vibrantes.
 
Los ministerios hispanos se han asociado con el Grupo Joel Comiskey, un ministerio de consultoría sin fines de lucro reconocido internacionalmente, dedicado a empoderar a las iglesias locales para que crezcan a través del movimiento de grupos pequeños. El clero hispano y los laicos aprenderán estrategias clave para formar ministerios en grupos pequeños durante una Conferencia de Joel Comiskey Group, del 29 al 31 de marzo.
 
Recientemente nos reunimos con el Rev. Arturo Cadar, Coordinador de Desarrollo de los Campos de la Misión, para conocer más sobre la conferencia y por qué los grupos pequeños son clave para el crecimiento sostenible en las congregaciones hispanas.
 
P: Al iniciar su programa de discipulado en grupos pequeños, le está ofreciendo a su clero y líderes laicos la oportunidad de asistir a un taller de tres días con el Grupo Joel Comiskey. ¿Por qué es tan importante este entrenamiento?
 
R: El Dr. Joel Comiskey ha trabajado con iglesias de todo el mundo. Nos fue muy recomendado por la Reverenda Patricia Peña, una pastora hispana en nuestra denominación, quien fue entrenada por el Dr. Comiskey mientras plantaba una nueva iglesia de cero a trescientas personas en dos años y medio. Patricia atribuye gran parte del crecimiento de su iglesia a la estrategia de su red de grupos pequeños; una estrategia que ella armó con el entrenamiento de Comiskey. El método Comiskey es muy exitoso.
 
 
P: Usted ha dicho que, para que los Ministerios Hispanos experimenten un crecimiento, "tendremos que ir a nuestras raíces wesleyanas". ¿Cómo es el modelo de grupo pequeño consistente con eso?
 
R: Las Sociedades de Wesley, las Reuniones de Clase y las Reuniones de Banda fueron todos “pequeños grupos” en el núcleo del crecimiento explosivo del Metodismo de 1776-1850. Comiskey dice de Juan Wesley: “Solo tengo el mayor elogio para Wesley y su sistema de grupos pequeños. En mi opinión, Wesley es el precursor del movimiento celular moderno. Como nadie antes de él, él combinó el discipulado con el evangelismo”.
 
 
P: Cuéntame un poco más sobre el taller de tres días al que asistirán tus líderes.
 
R: Queremos hacer crecer nuestras comunidades hispanas a través del ministerio de grupos pequeños. La iglesia metodista en países como Cuba y Brasil está creciendo y multiplicándose de manera significativa a través de redes de “grupos de mission” e “iglesias en casa”. ¿Por qué no podemos hacer lo mismo aquí?
 
Traeré a cinco representantes de cada iglesia a la conferencia en El Mesias, Houston, del 29 al 31 de marzo. Después de eso, si las iglesias están interesadas en el entrenamiento individual a través del Grupo Joel Comiskey, los Ministerios Hispanos pagarán el cincuenta por ciento del costo. Si vamos a hacer crecer la “iglesia en la casa”, este tiene que ser el canal.
 
 
P: ¿Cómo permitirá esta conferencia al clero y a laicos hispanos liderar mejor a sus iglesias en el crecimiento sostenible?
 
R: Los pastores y los laicos regresarán de la conferencia con no solo la capacitación para comenzar un ministerio de grupos pequeños, sino un plan para implementarlo. Esta iniciativa es única porque estamos capacitando a los pastores y su liderazgo laico para que trabajen juntos para construir un ministerio fuerte a través de grupos pequeños en sus iglesias. A menudo invitamos a los pastores a nuestros talleres y conferencias de capacitación solo para que regresen a sus iglesias y encuentren un muro de resistencia al cambio. Es por esto que estamos incluyendo el liderazgo laico en este taller. ¡Los pastores no pueden hacerlo solos!
 
 
P: ¿Cuáles son tus expectativas para esta conferencia?
 
R: Es mi oración que salgamos de esta conferencia con un espíritu renovado para hacer discípulos de todas las naciones para la transformación del mundo a través de ministerios de grupos pequeños. Estaremos desafiando a las iglesias a construir una red de grupos pequeños que les permita crecer más allá de las paredes de sus edificios y en sus comunidades. Así es como lo hizo Wesley. ¡Así es como podemos hacerlo de nuevo!