Las congregaciones trabajan juntas para distribuir cajas de comida y ayudar a más personas


12/9/2021


Por Lindsay Peyton
 
Rev. Wade Floyd fue nombrado como pastor de la Primera IMU de Bay City justamente a tiempo para participar en una campaña normal para recaudar alimentos que el condado de Matagorda lleva a cabo para las Navidades antes que el COVID-19 lo cambiara todo. Toda la comunidad se involucraba en el evento, lanzado hace muchos años atrás por el departamento de policía de Bay City, explicó. Dueños de negocios, escuelas, Iglesias y residentes colectaron comida enlatada y alimentos secos, y entonces crearon las cajas para distribuirlas. Mientras que los voluntarios trabajaban unos con otros, Wade pensó, “Esto es la iglesia.  Esto es de lo que todo se trata.”
 
“Fue maravilloso,” recordó. “Fue ecuménico. Había pastores, policías y niños de las escuelas todos reunidos. Fue muy divertido.”
 
Eso fue en el 2019.  Poco se pudo imaginar el pastor que había una pandemia que se avecinaba – y que todos esos esfuerzos de alcance comunitario serían imposibles al año siguiente.
 
La campaña para recaudar alimentos para la Navidad no sería el único evento que pronto enfrentaría obstáculos.  “La pandemia presento retos, especialmente en términos de voluntarios,” dijo Floyd.
 
Esto hizo las cosas difíciles para el ministerio.  Al principio, programas quedaron en espera, y la adoración paso a ser a través de las redes.
 
“En medio de la pandemia habían muchos cambios,” recordó Floyd. “En lo que estamos regresando, estamos fijándonos de maneras en las cuales podemos estar más involucrados.  No solo estudiemos la Biblia. Hagamos algo al respecto.”
 
Por ejemplo, cuando la antigua despensa de alimentos de la iglesia fue amenazada por COVID, la Primera IMU de Bay City encontró una manera más segura de continuar supliendo la necesidad. Se hizo un cambio a unos cupones de alimentos, los cuales requerían menos voluntarios y eran más fácil de distribuir. Estos cupones hicieron posible que los clientes pudieran “comprar” los alimentos que preferían.
 
Las Navidades pasadas, a razón de que la pandemia puso la campaña de recaudacion tradicional de alimentos del condado de Matagorda en espera, la Primera IMU de Bay City trato de distribuir los cupones de alimentos en lugar de las cajas. Mientras que los cupones fueron populares en el banco de alimentos, la recaudación de las Navidades no dio mucho resultado, explico Floyd.
 
Menos personas participaron del evento.  “¿Que paso aquí? ¿Y cómo podemos cambiarlo?” pregunto Floyd.
 
Primero, se fijó que en el pasado, las personas se habían inscrito para el evento de Navidad durante un evento de Acción de Gracias comunitario, el cual también había sido cancelado. Otro obstáculo, se fijó el pastor, era que había otro evento de entrega al mismo tiempo, “Toys for Tots” (Juguetes para los Niños).
 
“Nos pusimos a pensar,” dijo Floyd. Pronto los líderes de la iglesia decidieron que tendría más sentido unir sus esfuerzos con Toys for Tots.
 
“Nos miramos el uno al otro y como que hubo este momento de realización,” Floyd recordó. “¿Porque no hacerlos juntos?”
 
Este año los dos eventos serán combinados por primera vez. “Nos estamos asegurando de que todo el mundo tenga una cena para la Navidad – y que los niños tengan uno o dos regalos también,” dijo Floyd.  “Es un esfuerzo colaborativo – Toys for Tots, los Marines, el departamento de policía y la iglesia. Y eso es muy bueno.”
 
Un espíritu de colaboración parecido ha estado trabajando en el banco de alimentos de la iglesia, agrego el pastor. “Empezamos a hablar con unas cuantas otras iglesias,” dijo. “Todos estamos alcanzando más o menos a la misma población.”
 
Ahora, las congregaciones del área se están uniendo, incluyendo la Iglesia de Cristo, dos iglesias Bautistas y una iglesia Presbiteriana. Comenzando en enero juntos tendrán un banco de alimentos a unas cinco millas de la Primera IMU de Bay City.
 
También se está planificando la construcción de un nuevo edificio para albergar el banco combinado de alimentos. Mientras tanto, la Primera IMU de Bay City continuará su despensa de alimentos en la iglesia para asegurarse de que no haya brechas en el servicio.
 
“Podemos hacer más juntos que separados,” dijo Floyd. “Queremos que nuestros recursos tengan el mayor alcance. Hay muchas personas que necesitan aprender acerca de Jesús, y necesitan ver el amor de Jesús en acción también.”
 
Juntar recursos y trasladar el banco de alimentos fuera del sitio abrirá a la Primera IMU de Bay City a nuevas oportunidades, dijo Floyd. "Esa es la dirección en la que ya nos estábamos moviendo", dijo Floyd. "Pienso en ello como invertir en nuestra comunidad.”
 
Y este cambio ayuda a diversificar la inversión de la iglesia, agrego. “Podemos hacer más y podemos llegar más lejos en la comunidad.”
 
COVID incito a la Primera IMU de Bay City a probar cosas nuevas, a hacer ajustes y cambios, explico Floyd.
 
“Es fácil fijarse en lo negativo,” dijo. Pero en lugar de eso, miro hacia las escrituras, “Buscad primero el reino de Dios.”
 
Como Metodistas, dijo Floyd, debemos de preguntar, como podemos hacer lo mejor con la situación que se nos enfrenta, incluso cuando se nos da una pila de limones. “Dios no te fuerza a hacer limonada. Esa decisión es tuya.” Dijo, “Dios no nos hace hacerlo, pero nos da la oportunidad.”
 
Ser flexible le ha permitido a la iglesia a continuar sus misiones y ministerios. “Nuestra meta es ser y hacer discípulos,” dijo Floyd. “Tenemos que continuar con eso de una manera nueva. Y el impulso está aumentando.”