Campo de sueños une a las generaciones


3/10/2022


Por Lindsay Peyton
 
Un terreno de softbol pronto llegara al campo de la IMU de Lake Houston, transformando el espacio en el campo de sueños de la iglesia. El evento anual pro-fondos – “Slowpitch Showdown” (Enfrentamiento de lanzamiento lento) enfrenta a los jugadores jóvenes contra los adultos. El resultado no es solo un “homerun” para la diversión familiar, sino también una gran victoria para establecer la iglesia como un elemento fijo en la comunidad.
 
El Pastor Russell Martin dijo que la competencia de softbol se ha llevado a cabo por los últimos cinco años. “Los jóvenes han ganado dos veces y los adultos, dos veces,” dijo. “Este es el desempate.”
 
El año pasado, el juego fue uno de los primeros eventos de toda la iglesia a regresar en persona. Martin fue nombrado en diciembre y después de unos meses, recuerda discusiones acerca de que si podían regresar al juego de softbol.
 
“Todo el mundo estaba preguntando, ‘¿Debiéramos hacerlo?’”, recordó el pastor. “Yo quería cambiar la conversación a ‘¿Cómo lo podemos hacer?”
 
Y la congregación encontró la forma de llevarlo a cabo. Después de la adoración, todos salieron al terreno de softbol. Carpas se habían preparado para los espectadores, y había un puesto de concesión abierto.
 
El ingreso del evento proporciona fondos para los campamentos de verano y los viajes misioneros. Pero de más importancia, dijo Martin, el compañerismo abunda en todos los grupos y las edades. “Fue muy divertido ver como los niños de 8 años tanto como los adultos de 70 años participaban,” dijo. “Tuvimos muchas personas observando y vitoreando.”
 
El juego tuvo tanto éxito que los lideres de la iglesia comenzaron a formar ideas acerca de otras oportunidades para atraer a múltiples generaciones. En lugar de separar las funciones por grupo de edad, diferentes ministerios podrían patrocinar los eventos.
 
“Nos hizo comenzar a pensar,” dijo Martin. “Hicimos esto. ¿Entonces qué más podemos hacer?”
 
Como la próxima ocasión que estaba en el almanaque era Pascua, la iglesia patrocino, en el mismo espíritu, un “Trick-or-TrEaster”. En lugar de una cacería de huevos, los carros se estacionaron con baúles decorados para los que niños los visitaran con sus canastas. Camiones de venta de comida preparada, camión de bomberos y una visita del Conejito de Pascua completo la formación.
En mayo, la IMU de Lake Houston patrocino un torneo de “cornhole” – y 15 equipos compitieron. Cada vez que la iglesia patrocino un evento, los datos de información de los participantes se recopilaron. Esto permitió a Martin a mantener a la comunidad informada acerca de eventos en el futuro.
 
Muchas familias que se unieron a los eventos se hicieron miembros de la iglesia. “Hemos visto esta fórmula funcionar,” dijo Martin. 
 
La iglesia se dio cuenta del valor que trae tener eventos que involucran a toda la familia, en lugar de simplemente involucrar a los jóvenes. Esto permite que se reúna toda la congregación y que se vayan acercando más y más como familia de la iglesia. "Además, no aísla a nadie", dijo Martin.
 
Recientemente, la IMU de Lake Houston patrocino unas Olimpiadas de Invierno para familias. Los eventos incluyeron bobsled, saltos de esquí, y trineos, todos haciendo nuevo uso de las camillas rodantes de mecánicos de automóviles.
 
También hubo un biatlón con pistolas de Nerf, patinaje con papel encerado y patinaje artístico, lo cual reto a los participantes a presentar una rutina de un minuto usando una canción que se le diera de improviso.
 
Después del juego de Softbol de Lanzamiento Lento entre los jóvenes y adultos, la iglesia patrocina una Guerra de Colores con polvo que trae todos los colores del arcoíris el día 3 de abril. Luego está programado un Easterfest para el 16 de Abril y el Torneo de Cornhole de Familias regresa el 1º de mayo.
 
“La iglesia no es solo lo que se lleva a cabo el domingo en la mañana por dos horas. Hay 168 horas en una semana,” dijo Martin.
 
Con eventos divertidos para las familias, la iglesia se lleva a cabo afuera, con risas y buenas conversaciones, explico el pastor. Los eventos también dan lugar a que personas de la comunidad quizás pisen el suelo del campo de la iglesia por primera vez, que puede ser menos intimidante que participar de un servicio de adoración.
 
“Vienes y haces una conexión,” dijo Martin. “Eso es lo que quiero hacer. ¿Cómo hago el mayor número de conexiones posible?”
 
Y en lo que va creciendo el área de Lake Houston, mantener la presencia de la iglesia en la comunidad es esencial. “Queremos crear la infraestructura y asegurarnos que no estamos perdiendo una oportunidad de traerle esperanza a la comunidad,” dijo Martin.